10 ideas para desarrollar una página web

10 ideas para desarrollar una página web

1. Elegir un buen nombre de dominio: Elegir un dominio corto y preciso es muy importante para CEO y fácil de recordar para tus clientes.

2. Tener un buen plan: Hay que empezar teniendo una buena estrategia. No todas las webs son grandes, pero aunque se trate de un proyecto pequeño, vale la pena prever las vías de crecimiento a futuro. Se recomienda hacer un estudio inicial de las necesidades, análisis de contenidos, ver la conexión a otros servicios, y analizar la interacción y navegabilidad en la web.

3. Elegir bien las herramientas: Empezar una pagina web que deberá crecer con el tiempo con una herramienta para blogs, es como querer usar un gran gestor de contenidos para exponer una simple carta de restaurante. Habría que dimensionar la web para entender qué tipo de herramientas se requieren antes de empezar. Tampoco hay que dejarse llevar por las modas así sean tecnológicas o por el entusiasmo propio de emprender algo.

4. Construir en pedazos pequeños e ir mejorando: Tener un gran plan puede parecer muy interesante, pero es difícil imaginarse la dimensión total del proyecto en un inicio. Por ello, es mejor ir abordando por partes el proyecto. Es más fácil ir mejorando lo visto y lo ya construido, que tratar de crear algo enorme que todavía no se puede abarcar.

5. Ensayar y avanzar a pasos que puedan ser asumidos: A veces la prisa por acabar un proyecto no dejan concluir el funcionamiento correcto de una sección. Una web suele ser una cosa viva como tantas otras en toda organización y no siempre cualquier idea tendrá el resultado que se esperaba, sobre todo en las webs participativas. En estos casos, vale la pena ir innovando en una sección cuyo impacto pueda ser asumido luego por la organización.

6. Tener claro que no todo lo que quiero puede hacerse: Muchas veces se tiene una perspectiva demasiado ambiciosa o se prevé un presupuesto demasiado bajo para cumplir las expectativas, especialmente cuando trabajamos con software. Integrar ese concepto al trabajo puede ser difícil. Aunque uno tenga la facultad de construir grandes soluciones, no siempre dispondrá del presupuesto o del calendario. En ese sentido, lo mejor es remitirse al plan inicial para saber a dónde se quiere llegar siendo realistas.

7. Dar a cada parte su importancia: En el terreno de la producción digital muchas veces la informática nos sorprende haciendo fácil cosas que imaginábamos muy difíciles y resultando que algunas que nos imaginábamos fáciles resultan muy complejas. En este caso, lo mejor es otorgar a cada parte su importancia y no obsesionarse en desarrollar funcionalidades que nos resultan muy complejas cuando, en el mismo tiempo, podemos beneficiarnos de incluir unas cuantas que son más sencillas.

8. Entender la utilidad de cada tecnología: Hay muchas tecnologías en el terreno de la producción web: lenguajes de programación, elementos del hosting, de la capa visual, de la programación ‘backend’ y ‘frontend’, etc. Por eso, es imposible que alguien pueda manejar e integrar todas esas tecnologías a la vez, pero hay que tener en cuenta cuantas más sean posibles. En general, es mejor trabajar con un programador que tenga visión de conjunto y utilice la estrategia más completa posible.

9. Estructurar bien el contenido: El contenido es la parte más importante de cualquier web. Por este nos enteramos de lo que está pasando, lo que nos están explicando o lo que el promotor de la plataforma quiere demostrar. Por eso, Innodus asegura que comunicar es un arte y programar una ciencia, pero saber combinar ambas cosas, para organizar todo lo que se quiere exponer, es la misión.

10. Concentrar esfuerzos: Buscar la forma de dar la mejor respuesta con el menor número de medios, no solo tiene ventajas económicas, sino también organizativas. Será mejor usar dos proveedores que siete, será mejor desarrollar en cuatro tecnologías que en veinte. Por último, siempre será mejor confiar y trabajar en equipo.

502 total views, 5 views today

Comentario

Comentarios

Shares